Hablar En Público

Ideado e Impartido por Marina Wainer

Hablar en público con seguridad, asertividad y empatía.

Herramientas prácticas para superar los nervios ante presentaciones importantes (Reuniones, conferencias, exámenes, entrevistas de trabajo, etc.)

En apenas unos segundos, nuestro comportamiento al presentarnos crea un estado de  opinión en nuestros interlocutores;  Y provoca, inevitablemente, adhesión, o rechazo,  invitando bajo diferentes niveles de conciencia-  a una escucha  colaborativa o desinteresada según la impresión que se es capaz de proyectar.

¿Quién diseña el mensaje, el comunicador o sus nervios?

Cuando la comunicación  se realiza bajo presión,  (una conferencia,  una cita comercial, una reunión con nuestro superior, o una comparecencia ante colaboradores, etc.). No siempre se logra  estar en control y proyectar solvencia. 

Preparamos y sobre preparamos el discurso para tenerlo lo más  memorizado posible, rogamos por no ser interrumpidos con preguntas, ni  imprevistos por miedo a perder el hijo del mensaje, monologamos y dejamos fuera el factor diferencial: la interacción humana.

Pero- afortunadamente- la vida  contiene un alto grado  de imprevisibilidad por lo que resulta imprescindible adquirir la capacidad de recobrar lo esencial y adaptarse  a cada perfil y situación concreta.

Síntomas habituales de los nervios

Para combatir los nervios hacemos excelentes ejercicios de relajación; pero cuando llega el momento los dejamos en la puerta de la escena como si fueran zapatos y nos encomendamos a dioses externos, “que no haya imprevistos, que no me quede en blanco, que los apuntes estén donde lo dejé, que el p.point sea amistoso…” 

O caemos en peligros aún mayores, confundiendo causas con efectos, y al equivocar el diagnóstico, impedimos su solución. Es común, por ejemplo, culpar a la voz por su temblor, o castigar a las manos ocultándolas en bolsillos o atándolas a papeles y a lápices; cuando en realidad otro  el  factor  desencadenante. 

Tampoco nos libramos de caer en generalizaciones o reduccionismos: “Unos brazos cruzados significan…” ¡Ninguna señal significa nada por sí sola! Afortunadamente el ser humano no es una receta y escribe sus emociones a través de una multiplicidad de signos que se retroalimentan. 

No tenemos por qué ceder el control del mensaje a los nervios  y al miedo

Hagamos un trueque. 

Hagamos del miedo, nuestro secretario personal. Aprovechemos su energía y, en vez de querer echar a sus síntomas de casa, contratemos sus servicios. La solución para revertir los nervios esta en los propios nervios, pero debemos alejarnos de toda generalización y aprender a detectarlos particularizadamente, familiarizarnos hasta el punto de saber componerlos y des-componerlos a nuestro antojo; discernir si son causas o síntomas. Cada una de las señales contiene su antídoto.

 Una mirada actual sobre la comunicación

Atrás quedó la idea de que la comunicación como una emisor y un receptor. No basta el entendimiento de los conceptos.

Se trata de una interacción holística del texto, contexto y subtexto emocional.

El comunicador debe trascender la barrera frontal y estática que  lo separa del interlocutor  y  transformar esa línea  recta en  un círculo  dinámico e incluyente que  acerque su mensaje asertivamente.

Esta interacción hace la diferencia entre lo plano y el volumen, la monocordia y la vivacidad, la emisión estereotipada y la trasmisión interpersonal.

La comunicación real   es, afortunadamente; impredecible, viva y creativa, depende de múltiples variables, por ello es preciso capacitarse no sólo en los aspectos previsibles; sino en un dominio adaptativo a cada tipo de presentación, del entorno, del tiempo disponible, y por supuesto del perfil y el ánimo concreto de la audiencia. 

El sistema de comunicación entre las personas no se basa en el lenguaje hablado, sino en la gestión consciente o inconsciente de todo un contexto con el que apoyamos la idea, la matizamos e incluso sin querer la desmentimos.

El aspecto crucial y común será cómo se traslada la idea” (el “qué”) al interlocutor, para que ésta llegue tal y como se pretende sin que el miedo, los nervios, y sus síntomas se interpongan y la modulen a su antojo.

Y es en este terreno concreto en el que las técnicas interpretativas orgánicas ofrecen unas herramientas directas, prácticas y contundentes para cualquier persona que deba afrontar la experiencia de la comunicación en aquellos momentos de máxima tensión en los que se tiene que enfrentar a su público.

El taller de comunicación en público ofrece las herramientas precisas para dominar todos los canales de expresión, hacer llegar al interlocutor el mensaje elegido, y solventar con éxito situaciones de estrés; diseñando, por tanto, una comunicación efectiva, asertiva y persuasiva.

OBJETIVOS DEL CURSO

 Capacitación orgánica de todos los canales expresivos.

Expresión corporal, voz, estructura del mensaje,  gestión del espacio y los soportes y diseño emocional de las presentaciones.

ACTITUDES Y APTITUDES 

  • Conciencia de la tensión negativa, Decodificar puntualmente los síntomas de la tensión, los nervios y el miedo. Allí donde esté el obstáculo concreto, reside su antídoto correspondiente.
  • Control de la presentación. Trocar la preocupación por la ocupación en las tareas idóneas.
  • Corporalizar el mensaje. Armonizar la idea y su expresión con organicidad y solvencia
  • Gestión del espacio y los soportes. convertir el entorno y los soportes en aliados de la comunicación (atril, papeles, p. point, etc.).
  • Control de la respiración. Regular el aire, es regular el tráfico mental y su desenvolvimiento.
  • Voz. Dominar la expresión vocal tanto desde su expresión textual, (claridad, firmeza, volumen y ritmo de la palabra) como  sub-textual,  (prosodia, mensaje emocional  del mensaje vocal)
  • Estructura del mensaje. Organizar el mensaje clara y dinámicamente, desde la lógica de los objetivos específicos que cada presentación y cada audiencia específica.
  • Inteligencia emocional. Conocer las claves de interrelación personal. Escucha, auto-escucha, auto-percepción  y empatía.
  • Gestión de reuniones conflictivas.  Neutralización de conflictos, Reciclando el discurso a favor de los objetivos prioritarios.

 

 

Conferencia Tema: Hablar en público

Gobierno de Canarias – España

Hablar en público con seguridad, asertividad y empatía.

 

Herramientas prácticas para superar los nervios ante presentaciones importantes (Reuniones, conferencias, exámenes, entrevistas de trabajo, etc.)

 

METODOLOGÍA 

Los objetivos fundamentales de trabajo, son abordados desde distintos ejercicios que se adjuntarán en clase.

Así mismo se apoyará el proceso con grabaciones de vídeo que se entregarán a cada alumno personal e intransferible.

Observación, auto-reconocimiento, ejercitación y práctica consciente.

 No trabajaremos desde un “ideal”. Partir desde una situación relajada, es partir de una premisa falsa. Si lo que nos estamos jugando es importante, aparecerán todos los miedos y todos los nervios en forma de síntomas diversos.

Podemos haber pre-parado una presentación brillante y estropearla al exponerla por la falta de control de nuestra expresión.

 

Personalización

El taller basa su pedagogía, en la personalización de las herramientas, partiendo para ello del diagnóstico de los obstáculos y fortalezas de cada una de las personas. No se trata de crear patrones de conducta estereotipados sino de conseguir la versión más segura de cada persona, su naturalidad auténtica y una interacción genuina y adaptativa a cada hecho comunicacional.

Detectar los síntomas del miedo es el primer paso para revertirlos.

La observación es el punto de partida fundamental para leer correcta y detalladamente los signos con los que los seres humanos expresan, consciente o inconsciente su actitud en relación a sí mismas, a su estatus relacional con los demás y al espacio circundante. Y actuar en consecuencia.

La experimentación “en laboratorio” permite detenerse y ejercitar, a través de los canales expresivos, (voz, cuerpo, estructura del mensaje, gestión del espacio y de los soportes) los aspectos básicos de una comunicación segura, activante y convincente.

La práctica hace de la formación, una experiencia “razonada» permite metabolizar lo aprendido, crear hábitos positivos y  afianzarlos.

TIPOS DE CURSOS

CURSOS PARTICULARES – COACHING

PRESENCIALES Y ONLINE

Asistencia en  Juicios, conferencias, entrevistas, etc.

Preparación de trabajos personalizados focalizados en las necesidades específicas del alumnado.

Diseñado para directivos y portavoces que quieren trabajar particularmente

Duración aproximada: 9 horas (La duración y distribución es ajustable a la necesidad de cada caso)

CONFERENCIAS INTERACTIVAS

Se trata de una charla dinámica y participativa en la que se exponen de forma práctica las dificultades reales de las personas a la hora de comunicar en público, exponiendo a través de ejemplos las distintas situaciones, causas y mal entendidos que producen a timidez y los nervios, para dejar pautas concretas de cómo convertir  obstáculos en  antídotos.

CURSOS DE PRESENTACIÓN

Abierto a todos profesionales de diferentes ámbitos.

Máximo asistentes: 7

Duración: 12 horas

Distribución: Dos jornadas consecutivas de 5 y 7 horas respectivamente

CURSOS DE EMPRESA

Parte de la base del curso de presentación estándar pero en su segunda jornada se enfoca en las necesidades de comunicación específicas de la empresa

Máximo asistentes: 7

Duración: 14 horas

Distribución: Dos jornadas consecutivas de 7 y 7 horas respectivamente

CURSOS DE SEGUIMIENTO

Diseñado con el objetivo de afianzar y profundizar la evolución del alumno

Máximo asistentes: 7

Duración: 10 horas

Distribución: Dos jornadas consecutivas de 5 y 5 horas respectivamente

OTROS CURSOS

 -Comunicación telefónica

-Comunicación ante cámara (tv/ vídeo/conferencia)

-Comunicación con power point

-Comunicación escrita

-Gestión de reuniones conflictivas

-Asistencia a juicios/ conferencias/etc.

-Comunicación en otros idiomas

-Preparación a entrevistas de trabajo

-Conferencias interactivas

-Cursos a medida- focalizados en necesidades específicas.

 

Localización:

Los talleres pueden desarrollarse en una sede externa o  en el mismo lugar de trabajo del alumnado.